Trabajar como SEO

Si consideras que el conocimiento y formación que tienes para posicionar tus sitios webs o blogs puedes ponerlo al servicio de los demás, el paso siguiente sería por empezar tu propio negocio ofreciendo tus conocimientos y servicios de posicionamiento en los motores de búsqueda. Aunque cada vez el mercado es altamente competitivo, también es cierto que hay una gran demanda de servicios y profesionales SEO por todo el mundo.

Para convertirse en un profesional del SEO no existe ninguna regla, únicamente se precisa contar con una serie de habilidades y mucha ganas de aprender todo lo que rodea a estas siglas, Search Engine Optimization. En la industria del posicionamiento en la Red no hay fórmulas mágicas para lograr el éxito, pero existen requisitos fundamentales que hay que tener muy en cuenta, requisitos básicos relacionados con la escritura.

No hace falta ser un genio de la literatura, pero sí es necesario que un buen SEO sea un buen redactor. Esto implica tener buenos conocimientos de lenguaje, redacción, y ortografía, con el objetivo de ponerlos en práctica para optimizar y posicionar los contenidos de la mejor manera. Todas estas habilidades semánticas, igualmente son válidas para dominar el estudio y empleo de las palabras clave. De nada vale tener tantas habilidades y conocimientos si no se saben aplicar, y es que es más importante la forma en la que se aplica que el tener tanto conocimiento.

Un buen SEO profesional debe tener una formación que esté actualizada en temas como nuevas tecnologías, tendencias emergentes, marketing en Internet, y por supuesto todos los aspectos que estén relacionados con el posicionamiento en motores de búsqueda. Una característica que debe tener un SEO es la capacidad de poder trabajar en equipo, siendo él el enlace entre el cliente y el programador, la persona en la que cae la responsabilidad de que las ideas y objetivos del cliente se plasmen correctamente en el proyecto. Las principales funciones que todo SEO profesional debe tener, son las siguientes:

  • Definir correctamente las palabras clave relacionadas con el sitio web, como también los conceptos relacionados que van a definir la estrategia SEO.
  • Analizar la estructura y estrategias de los sitios web que están en la competencia para términos o temáticas similares.
  • Estar al día de las novedades y cambios que se producen en el funcionamiento de los buscadores. Mediante blogs, cursos y talleres de posicionamiento, video tutoriales, se está al día para conseguir buenos resultados, prevenir posibles errores y poder anticiparse en la medida de lo posible. Muy importante para un buen SEO profesional es que tenga en su trabajo la lectura de blogs de referencia internacional y nacional para estar actualizado de lo que pasa.
  • Definir una estrategia y llevarla a cabo. Comprobar el rendimiento de esa estrategia SEO lo dará el óptimo posicionamiento en la Red, y es que no hay otra manera de comprobar la eficacia de una estrategia SEO que un buen posicionamiento en los motores de búsqueda.
  • Implementar técnicas y distribución de enlaces, como también saber promocionar el sitio web mediante las redes sociales.