Claves para una familia Feliz… PARTE 1 DE 6

HOY EN DIA , APESAR DE BUSCAR Y MANTENER UN TRABAJO , TAMBIEN ES IMPORTANTE .MANTENER UNA FAMILIA FELIZ , UBIQUE UN POST RELACIONADO A DICHO TEMA Y SE LOS DARE A CONOCER…………
Primera clave
Fijar bien las prioridades
Lo que significa. En los matrimonios felices, cada cónyuge pone las necesidades de su pareja por encima de las suyas y de las posesiones, el trabajo, las amistades e incluso otros familiares. El marido y la mujer pasan mucho tiempo el uno con el otro y con sus hijos. Ambos están dispuestos a sacrificarse por el bien de la familia.
Por qué es importante. La Biblia concede gran valor a la familia. De hecho, el apóstol Pablo afirmó que todo el que no provee para los suyos “es peor que una persona sin fe” (1 Timoteo 5:8). Pero con el tiempo puede que las prioridades de la gente cambien. Por ejemplo, en el libro Los 7 hábitos de las familias altamente efectivas, un consejero familiar mencionó que muchos de los asistentes a una de sus conferencias parecían estar más interesados en su profesión que en su familia. Según él, era como si esperaran “aprender técnicas de remedio rápido que les permitieran […] marcar ‘familia’ en sus listas de ‘cosas por hacer’ y volver a enfocarse en sus profesiones”. En otras palabras, decir que uno pone a la familia en primer lugar es más fácil que demostrarlo.
Hombre ganando una carrera
Para alcanzar la meta de tener una familia feliz, hay que dar prioridad al cónyuge y los hijos

Hágase un autoexamen. Evalúe su orden de prioridades planteándose las siguientes preguntas:

Si mi cónyuge o mi hijo necesitan hablar, ¿les presto atención lo antes posible?
Cuando hablo de mis actividades diarias, ¿suelo incluir las que realizo con mi familia?
¿Estaría dispuesto a rechazar responsabilidades adicionales, sean de trabajo o de otra índole, para no quitarles tiempo a los míos?

Si contestó afirmativamente a las preguntas anteriores, quizás piense que ha fijado bien sus prioridades. Pero ¿qué dirían su cónyuge y sus hijos? La opinión que tengamos de nosotros mismos no es el único criterio para evaluar nuestro orden de prioridades. Y este mismo principio es aplicable a las otras seis claves que se analizarán.

Tome una determinación. Piense en una o dos maneras de demostrar que su familia es lo primero. (Por ejemplo, reducir la participación en ciertas actividades a fin de dedicar ese tiempo al cónyuge y los hijos.)

¿Por qué no les cuenta a los suyos lo que ha decidido? Cuando un miembro de la familia está dispuesto a hacer cambios, es más probable que lo.s otros también lo estén.
fUENTE:
WACHTOWER.ORG